Pautas para que tu hijo aprenda a dormir en su habitación

dormir

Si tu pequeño está acostumbrado a dormir en tu cama y sientes que no hay manera de hacerle dormir solo en su habitación, hay algunas pautas que puedes seguir para darle la vuelta a esta situación y lograr que tu hijo pase la noche en su cama y no en la tuya.

Aquí te explicaremos por qué es probable que el niño se niegue a dormir en su habitación y te daremos algunas claves que puedes aplicar para ponerle fin a ese comportamiento de una vez por todas.

 Razones por las que tu hijo no duerme en su habitación

Por lo general, si un niño no duerme solo es por culpa de los padres, ya que le ha dado la libertad de quedarse en su cama por miedo a dejarlo solo y a que le pase algo malo.

Otra de las razones es la inconsistencia de las reglas en casa. Si uno de los padres no está y entonces se permite que el niño ocupe su lugar o si ambos padres están muy exhaustos como para llevarlo a su habitación, el niño intentará dormir con ellos todo el tiempo porque, si mamá y papá lo permiten, ¿qué tan malo puede ser?

Pautas para que el niño duerma en su habitación

Iniciar la separación cuanto antes

Se recomienda iniciar la separación a los seis meses de edad, ya que el bebé comienza a ingerir sólidos y no necesita alimentarse por la noche, así que puede dormir durante algunas horas seguidas y puede hacerlo fácilmente en su habitación.

Mantenerse firme en la decisión

Si por alguna u otra razón el niño se mete en la cama de los padres, alguno de los dos debe conducirle a su habitación y permanecer con él hasta que logre dormirse. Es muy importante que no haya excepciones, por ejemplo, si se despierta asustado y corre al cuarto de mamá y papá, se le debe llevar nuevamente a su habitación, consolarle y esperar a que duerma.

Propiciar el sueño del niño

Si ayudas a que tu hijo duerma más y mejor, es poco probable que se levante en algún momento de la madrugada y se escabulla en tu cama. Procura acostarle siempre a la misma hora y evitar ruidos que puedan despertarle. Prueba también darle un baño de agua tibia antes de ir a dormir o leerle un cuento.

Pon en práctica estas recomendaciones y lograrás que tu pequeño duerma con gusto en su propia habitación.

También puede interesarte...