Ortodoncia en el embarazo

clinica-dental

Cuando estás pensando en quedarte embarazada, o tan solo te has quedado, aparecen millones de dudas sobre qué tipo de rutinas, tratamientos o incluso actividades son peligrosos para que tu futuro pequeñín crezca y nazca sano y salvo.

Desde los tintes, pasando por las rutinas en el gym o los tratamientos de estética como la anticelulítica o la ortodoncia pueden ser fundamentales en el periodo en el que vas a estar embarazada.

La ortodoncia es un tipo de tratamiento bucodental que mejora la posición de los dientes, pero… ¿qué sucede cuándo una chica se queda embarazada en medio tratamiento? ¿O una chica embarazada desea ponerse aparatos? Bien, hoy os lo contamos los consejos bucodentales desde una clínica dental de Santa Coloma.

¡Prestad atención que empezamos!

¿Llevabas aparatos y te has quedado embarazada o tienes pensamiento de hacerlo?

Es muy importante, que si te has enterado de la feliz noticia de que estas en cinta y llevas ortodoncia, se lo comuniques a tu ortodontista la buena nueva. Y te preguntarás ¿Por qué?

Es conocido por todos que una embaraza no puede someterse a tratamientos de radiación y es por ello que tu dentista debe conocer tu estado para evitar todo tipo de radiografías desde ese momento. Mejor prevenir y no correr ningún riesgo.

¿Quieres ponerte ortodoncia pero a su vez quedarte embarazada?

Los tratamientos de aparatos suelen ser a largo plazo y es a las mujeres fértiles que se les plantea por la cabeza quedarse en estado. Es por ello que si tienen plateado quedarse embarazadas es mejor hacerlo después de realizar todas las radiografías y tratamientos de rayos pertinentes.

En este caso, es importante comunicar el deseo de quedarse embarazada para indicar un tipo  u otro de ortodoncia. En vez de ser fija, pasaría a ser removibles para facilitar las ocasiones de urgencia, como puede ser el parto.

¿Estás embarazada y quieres ponerte aparatos?

Como venimos contando al largo de todo el post, los tratamientos que impliquen cualquier tipo de radiación es extremadamente peligroso para el feto y para la futura mamá. Es por ello que es muy poco recomendable puesto que pruebas diagnósticas imprescindibles para la determinación no se pueden realizar, así como evitar el riego.

En definitiva, si estás planteándote quedarte embarazada o bien ya lo estás debes de consultar a tu médico y ortodontista si tu idea es iniciar un tratamiento de corrección dental o bien estás en medio de él.