Cómo hacer frente a los berrinches de tu hijo

berrinches

Es muy incómodo cuando vemos a los padres en la calle o en el súper tratando de calmar los berrinches de sus hijos, y es mucho peor cuando somos nosotros quienes damos ese vergonzoso espectáculo.

Por fortuna, hay una solución para todo, y aquí te hemos traído algunos consejillos que te ayudarán a hacer frente a las rabietas de tu pequeño.

¿Por qué tu hijo hace berrinches?

Aunque son pequeños, los niños tienen una gran ambición y suelen armar berrinches para conseguir lo que quieren. El problema es que los padres cometemos el error de complacerlos para evitar que sufran, pero a veces es necesario hacerles entender que no pueden tenerlo todo, y mucho menos si se comportan como un niño berrinchudo.

Veamos qué hacer al respecto para ponerle fin a este comportamiento.

Consejos para manejar los berrinches de tu pequeño

  1. Desvía su atención hacia otra cosa

Cuando sientas que tu hijo va a iniciar un berrinche, trata de desviar su atención hacia otra cosa. Por ejemplo, si están en el súper y quiere que le compres un dulce, cógelo de la mano y pídele que te ayude a buscar la comida para la mascota.

  1. Cógelo en brazos y levántalo del suelo

Si lo anterior no funciona y el niño se tira al suelo a llorar, ponlo de pie y, amablemente, explícale por qué no le has dado lo que él quiere. Por ejemplo, puedes decirle que entiendes que quiera comprar el dulce, pero que aún no ha comido, ya que primero debe comer alimentos sanitos para después comprar el dulce. Al terminar la explicación, regresa al paso anterior e intenta desviar su atención.

  1. Hazle saber que eres su autoridad y mantente firme

Si continúa la rabieta, haz un gesto de molestia, evitando forcejear con él o decirle malas palabras, y adviértele que no estás dispuesta a tolerar más berrinches. Tómalo de la mano y sigue tu camino, pero no le prestes atención a lo que haga o diga.

El niño comenzará a calmarse pero debes mantener tu gesto de molestia por un rato, porque si te muestras cariñosa inmediatamente, el niño berrinchudo estará de vuelta.

  1. Regresa a la explicación que ya le habías dado anteriormente

Cuando se haya calmado por más de cinco minutos, regresa a la explicación del paso 2 y hazle saber que no cederás a sus berrinches. Pregúntale si ha comprendido y pídele que no lo vuelva a hacer.

Pon en práctica estos consejos y lograrás cambiar a un niño berrinchudo por un angelillo ejemplar.

También puede interesarte...