¿Qué debo hacer si mi hijo es inapetente?

INAPETENTE

Si te cuesta que tu hijo coma de manera regular y hasta te toca sentarte a la mesa con él y hacer malabares para que pruebe un bocado sin lograr absolutamente nada, es posible que tu niño sea inapetente. Si no sabes lo que significa, ¡no te alarmes!, es algo bastante común y que, por fortuna, tiene solución.

Aquí te enseñaremos todo lo que necesitas saber y te daremos algunos tips que te ayudarán a mejorar el apetito de tu niño.

¿Qué significa que tu hijo sea inapetente?

Cuando hablamos de un niños inapetentes, nos referimos a aquellos que rara vez tienen apetito, por lo que tienden a comer en cantidades mínimas y pocas veces al día. Muchas veces la inapetencia en los niños comienza cuando se les retira el pecho y el biberón, pero puede deberse a otras razones como por ejemplo una mala experiencia con alguna comida.

Puedes saber si tu pequeño es inapetente si:

  • No tiene ganas de comer.
  • Rechaza probar alimentos que no ha comido antes.
  • Come muy lento.
  • Juega en la mesa y se distrae mientras come.
  • Ha bajado de peso.
  • Está cansado casi todo el tiempo.

Soluciones para el padre con un niño inapetente

Si efectivamente tienes un niño inapetente, quizás puedas poner en práctica estas recomendaciones para animarle a comer aunque sea un poco:

  • Intenta prepararle comidas variadas que sepan y se vean diferente, de esta manera mantendrá el interés por lo que pondrás en la mesa en lugar de aburrirse por comer siempre lo mismo.
  • A la hora de comer, siéntate a la mesa con tu hijo y háblale sobre la importancia de alimentarse bien, ayúdalo a entender que comer es necesario
  • Muéstrate contento cuando haya dejado el plato limpio y dile cosas que le animen a seguir comiendo hasta el último trocito de zanahoria del almuerzo.
  • No le des más importancia a la cantidad que a la calidad de alimentos, un plato demasiado grande puede ser abrumador para tu pequeño, a veces es mejor darle una cantidad moderada de comida pero que esté llena de nutrientes.
  • Evita las distracciones cuando se siente a la mesa, ¡nada de tv ni juegos a la hora de comer!

En fin, aunque estas soluciones pueden rendir sus frutos y acabar con la inapetencia de tu pequeño, es muy importante que acudas a su pediatra para asegurarte de que no sea nada grave.

También puede interesarte...