¿Qué hacer cuando tus hijos dicen mentiras?

MENTIRAS

La mayoría de los padres tienden a decepcionarse cuando sus hijos dicen mentiras, y muchas veces, entre la rabia y la tristeza, no saben cómo afrontar la situación. Es por eso que hemos preparado algunos tips que te ayudarán a saber con certeza lo que debes hacer en caso de tener niños mentirosos en casa.

No se trata solo de saber cuándo tus hijos dicen mentiras

A ver, lo primero que debes saber es que aunque es normal ver a un niño diciendo mentiras para obtener algún beneficio o evitar ser reprendido, es 100% seguro que no se trata de una conducta aceptable.

Muchos sitios web recomiendan que los padres se conviertan en una especie de detectives, analizando a sus chicos para saber si les están mintiendo o no, pero actuar así también es un error, y es que si te concentras en determinar el comportamiento de tu hijo cuando miente y lo regañas cada vez que descubres lo que ha hecho, solo lograrás que encuentre una mejor forma de mentir para evitar que le pilles infraganti.

Pues bien, seguro te estás preguntando, “pero y entonces, ¿qué hago?”, sigue leyendo y tendrás la respuesta.

Tips para que tus hijos dejen de decir mentiras

  • Enséñales que mentir no es algo bueno. Si tienes niños que mienten, no te concentres solo en señalarles lo que hicieron mal, siéntate con ellos y explícales las consecuencias de un comportamiento como ése.
  • Mide los castigos conforme a la falta. Trata de adecuar los castigos en función de la gravedad del asunto y evita que siempre sean demasiado duros, porque si lo son, los niños se sentirán más tentados a ocultar la verdad para evitar que les reprendas.
  • Trabaja en la autoconfianza de tus hijos. Si se sienten más seguros de sí mismos, es menos probable que mientan para lograr la aceptación de otras personas.
  • No les mientas. Tú tienes que dar el ejemplo, si les mientes, ¿cómo esperas que ellos no lo hagan?
  • Anímales a decir la verdad. Aunque igual vayas a castigarles, es bueno que refuerces en ellos el valor de hablar con la verdad.
  • No hagas de las mentiras un juego. No importa lo gracioso que pueda ser, no te rías de las faltas de tus hijos, si lo haces, pensarán que es algo bueno y ése comportamiento se hará un hábito.

Así que, si tienes niños mentirosos en casa, ¡no pierdas la calma!, todo tiene solución.

También puede interesarte...