Cómo superar el miedo al parto

miedo-al-parto

¿Cómo superar el miedo al parto?

A pesar de que dar a luz es la cosa más natural del mundo, y aunque hoy en día las técnicas clínicas son mucho más fiables y tranquilizadoras que antes, es normal que en determinados momentos una mujer embarazada se sienta ansiosa y pueda llegar a ser víctima del miedo al parto. Las razones que pueden llevar a las mujeres embarazadas a tener temores relacionados a este momento son diferentes. Algunas racionales y otras, sin embargo, totalmente infundadas.

En primer lugar, para las futuras madres primerizas se trata de una situación nueva, y como todas las cosas que son desconocidas pueden ser aterradoras. El buscar por nuestra cuenta casos similares por internet puede llevar a malentendidos y ponernos en la peor de la situaciones sin motivos reales. Obviamente también existe el miedo al parto por el posible dolor, sufrimiento o, en el caso de la cesárea, cirugía.

¿Voy a ser capaz de empujar correctamente?

Es un miedo típico a la hora del parto el ser incapaz de empujar con eficacia para ayudar al bebé a nacer. Algunas mujeres, incluso, están preocupadas de que el niño no sea capaz de pasar a través de la pelvis. Si es tu caso, no te preocupes: los médicos son capaces de determinar, en función de las proporciones entre el feto y la pelvis de la mujer, si el bebé puede pasar a través del canal del parto o si es necesaria una cesárea. En cuanto a los empujones, será la obstetra quien deberá dar indicaciones útiles sobre cómo hacerlo de la manera correcta.

¿Soportaré el dolor de las contracciones?

Es mejor no dar demasiada atención a las historias de amigos y parientes: la percepción del dolor es subjetiva y cada mujer tiene sus propias sensaciones y experiencias. Para superar el miedo al parto puede ser útil, más bien, asistir a una atención prenatal, para calmarse y aprender técnicas de respiración que poder poner en práctica en el momento adecuado. Además, el ginecólogo siempre puede informarte de la posibilidad de aplicar anestesia epidural para un parto sin dolor.

¿Mi bebé nacerá sano?

Todas las futuras madres, durante los primeros meses de embarazo, se hacen la misma pregunta: “¿Mi bebé nacerá sano?”. Los temores son normales y comprensibles, pero debemos tratar de no dejarnos llevar por la ansiedad: el ultrasonido y las numerosas investigaciones realizadas durante los nueve meses nos irá indicando en todo momento del estado de desarrollo y salud del feto.

¿Voy a pasar vergüenza delante de los médicos?

Si ya de por si el ir a las rutinarias visitas  con el ginecólogo es una fuente de profunda angustia para algunas mujeres debido a su timidez, la vergüenza se incrementa considerablemente durante todo el proceso del embarazo y parto: ser vista desnuda continuamente en las diferentes visitas de seguimiento, así como durante el parto, puede hacer que según la personalidad de cada una se pasen algunos momentos de vergüenza.

No te preocupes lo más mínimo. Para empezar, los médicos  y demás profesionales en la sala de partos están más que acostumbrados a ver todo tipo de cosas, con lo que para ellos no es más que un día más en ‘la oficina’. En cuanto a ti, a la hora de la verdad estarás tan ansiosa por que todo acabe para poder ver a tu hijo recién nacido que en lo último que te pararás a pensar es en si tienes la más mínima vergüenza de nada.

También puede interesarte...